5
min LECTURA
 - 
June 14, 2022

Cómo agregar ejercicio a tu rutina cuando trabajas desde casa

Cómo agregar ejercicio a tu rutina cuando trabajas desde casa

Trabajar desde casa es cada vez más frecuente; basta con ver las cifras de puestos de trabajo vacantes luego de que la alternativa del teletrabajo se consolidara, para saber que es en serio, el trabajo remoto llegó para quedarse, con sus ventajas y desventajas.

Pero más allá de lo bueno o malo que conlleve trabajar desde casa, existen elementos que se deben considerar para hacer de esta una actividad confortable y gratificante, por más exigente que sea, como cuidar los horarios, el espacio, la concentración, disposición y sobre todo, no descuidar la actividad física.

Una de las ventajas de trabajar desde casa es que tú estableces tu propio horario, no tienes el estrés del tráfico para ir a ningún lugar y tienes todo a mano. Evita extender el tiempo frente al ordenador así como los elementos distractores, pues es muy fácil caer en el sedentarismo. 

Claves para agregar ejercicio a tu rutina de trabajo desde casa

Establece un horario

Apegarse a un horario fijo es necesario para poner límites, no solo al tiempo que dedicarás al trabajo, sino al que dedicarás a otras responsabilidades como atender a la familia, las cosas de la casa, hacer las compras y, por supuesto, a incluir una rutina de ejercicios.

Tener horario de apertura y cierre del trabajo te ayudará a desconectarte y a dedicarte a realizar otras actividades, incluso para tu distracción.

Acondiciona un espacio

Contar con un espacio en el que estarás concentrado por varias horas al día es necesario para ayudar a la productividad. Intenta que en este espacio puedas tener todo a mano, que esté acondicionado en cuanto a iluminación, ventilación, orden, limpieza, e incluso, en colores y diseños para que sea más acogedor. 

Usa ropa apropiada

La vestimenta es algo que ayuda a la mente a prepararse para realizar cualquier actividad. Si te quedas todo el día en pijama sentirás que no tienes otra cosa que hacer que no sea estar frente al ordenador.

Cuando te vistes y te arreglas como si fueras al trabajo tienes mejor enfoque en las actividades. La ropa cómoda pero casual, que te sirva para salir en caso de que lo requieras, servirá para que te sientas dispuesta. Si vistes ropa deportiva, tendrás mayor disposición para ejercitarte.

Establece horarios para comer

Los horarios para las comidas y las meriendas también debes tenerlos en cuenta, a fin de aligerar las rutinas de trabajo en casa.

La recomendación es que cocines durante un día a la semana, dividas las raciones diarias en porciones, almacenes y solo calientes la comida del día; esto te ayudará a ahorrar tiempo en la cocina durante la semana y a comer variado y balanceado.

Las meriendas también son necesarias. Puedes aprovechar el momento de tomar una merienda para hacer una pausa que te permita estirar las piernas, brazos, cuello y espalda y ejercitar la vista. Estar por mucho tiempo en una sola postura puede ocasionarte lesiones, dolores y rigidez muscular.

Rutinas de ejercicios ideales si trabajas desde casa incluye

Camina al aire libre

Una vez tengas todo dispuesto para trabajar desde casa de manera organizada, prepara el resto para incluir rutinas de ejercicios que te ayuden a mantenerte en forma física y mental.

Ya sea temprano en la mañana, a mitad o al final de día, sal a caminar. Una caminata al aire libre te ayudará a despejar la mente, a encontrar soluciones a esos problemas que demandan atención.

Haz una lista de reproducción de canciones que te suban el ánimo, con energía y con la mente positiva. 

Mejor aún si aprovechas de sacar a tu pasear a tu perro. En Hanu, muchos de nosotros lo hacemos para distraernos.

Sentadillas, cuerdas, giros

Si trabajas desde casa y no quieres salir a ejercitarte, haz series de cardio que incluya calentamiento, entrenamiento y estiramiento, de manera que completes una rutina en cualquier momento del día. 

Puedes hacer series de sentadillas, saltos de cuerdas, giros de cintura y caderas o, incluso, algunas posturas de yoga que activen la circulación, aceleren la respiración y aumenten la energía. Una alternativa conveniente es revisar las series de ejercicios que ofrece HanuFit.

Trabaja y entrena

Otra forma de agregar ejercicio a tu rutina de trabajo en casa es haciendo pausas activas; es decir, dejando por un momento el ordenador y dedicar unos minutos a estirar, mover, sacudir el cuerpo.

Este ejercicio te ayudará a mantenerte en forma sin abandonar el trabajo: 

  • De pie, estira todo el cuerpo, siente que separas cada una de las vértebras de la columna y estira los brazos como si quisieras alcanzar el techo. Inhala y al exhalar doblas la cintura hacia adelante, estira el cuello mirando al frente. Repite este movimiento unas tres veces concentrándote en la respiración. 

Este estiramiento te ayudará a sentir alivio en los músculos tensos y bajará los niveles de estrés. 

Abdominales 

Puedes trabajar tus abdominales estando sentado. Sepárate de la mesa de trabajo y con la espalda recta, el cuello estirado y manos detrás de la cabeza, levanta ambas rodillas lo más cerca del pecho; baja una y luego la otra, repite el movimiento alternando las rodillas. 

Muñecas y manos

Ejercita las muñecas y las manos. En la silla, con la espalda recta estira ambos brazos hacia adelante con las palmas hacia arriba, dóblalas hacia atrás hasta que sientas la tensión en los codos. Con la mano derecha toma la punta de los dedos de la izquierda y dóblalos  hacia atrás; haz el mismo movimiento con la mano contraria.

Haz círculos hacia afuera y hacia dentro con las muñecas y sacúdelas con fuerza. Esto acelerará el flujo sanguíneo y a ejercitar las articulaciones.

Síguenos en Instagram