8
min LECTURA
 - 
February 21, 2022

Cómo implementar efectivamente programas de bienestar en tu compañía

Uno de los valores más preciados de una empresa es su capital humano, y su bienestar constituye la salud general de la compañía,

tanto a nivel financiero y de productividad, como en lo relativo al ambiente laboral.

Las grandes empresas tienen programas de bienestar que aseguran, además de un buen ambiente de trabajo, un personal con buena disposición, ganada al logro de objetivos y por tanto una empresa más productiva.

Existen varias formas de implementar programas de bienestar, y cada compañía, de acuerdo con su cultura organizacional, echará mano de aquel que se adecúe tanto al perfil general de la empresa como al objetivo que se busque alcanzar.

Claves para implementar de manera efectiva programas de bienestar

El bienestar de tu compañía es un factor que compete tanto a la alta gerencia como a la media y a recursos humanos. Se trata de hacer un seguimiento cercano de las carencias, fortalezas, debilidades y amenazas que presente el personal.

La información básica sobre estos aspectos será crucial para el diseño e implementación del programa más efectivo para tu compañía.

Presta atención a las evaluaciones

Las evaluaciones periódicas que implementan algunas compañías sirven de termómetro para pulsar desde el clima organizacional hasta las diferencias entre los trabajadores, incluyendo necesidades como las de formación, actualización y adiestramiento que requieran en diversas áreas.

Identifica los obstáculos

Más allá de las evaluaciones (expresadas en ponderaciones, que van desde el cumplimento de las metas hasta el desempeño individual por encima de lo esperado), y de sus resultados, está la identificación de los obstáculos que impiden el logro de los objetivos.

Esos obstáculos son los que deben alertar al equipo de recursos humanos para implementar el programa de bienestar que se adapte a tu compañía, además de los programas que estén en tendencia, producto de la investigación gerencial y de los resultados obtenidos en otras organizaciones.

Observa la dinámica de tu empresa

Las empresas son dinámicas, crecen, mejoran, aumentan o disminuyen su rendimiento, por lo que una de las claves es observar la dinámica durante varios períodos e intentar prever lo que puede pasar si no se presta atención a los puntos álgidos que estarían amenazando la productividad.

Implementa el mejor programa de bienestar para tu compañía

Teniendo en cuenta los aspectos mencionados, es hora de enfocarte en el programa que mejor se adapte al perfil de tu compañía tomando en cuenta el personal, sus expectativas y el resultado que esperas en el corto y largo plazo.

  • Establece una meta

¿Qué buscas con el programa de bienestar? Esa es la primera pregunta que deben responder los expertos de la empresa (asesores, gerentes) conjuntamente con recursos humanos.

Los objetivos pueden estar dirigidos hacia el aumento de la productividad, mejora de la rentabilidad, dar más estabilidad laboral, disminuir la rotación de personal, mejorar el ambiente laboral, motivar a los trabajadores, mejorar su salud, disminuir el ausentismo, crear mayor compromiso con la empresa, etc. 

Cualquiera sea el objetivo, toma en cuenta que los resultados deben ser medibles y que el seguimiento es esencial para cambiar las estrategias y redirigirlas hacia el logro de las metas. 

  • Explora las necesidades de tu personal

Existen muchas formas de conocer las necesidades, inquietudes, preocupaciones que afectan a tu personal y que sin duda repercuten en su desempeño laboral.

Encuestas, entrevistas, jornadas de visitas a los puestos de trabajo y hasta dinámicas de grupo sirven para tantear qué altera su tranquilidad, concentración y eficiencia, de ser el caso.

Como dato, toma en cuenta que una de las mayores preocupaciones del personal de una empresa es su estabilidad laboral y su solvencia económica, por lo que un programa de bienestar podría incluir planes de financiamiento con retorno flexible, por un lado, y mayor reconocimiento a las funciones que conduzcan al logro y productividad de la empresa.

  • Crecimiento y desarrollo profesional

Muchas empresas captan profesionales y nunca más consideran planes de adiestramiento o de actualización. 

Las empresas que valoran el conocimiento y el desarrollo profesional de su capital humano mantienen programas de adiestramiento, actualización y mejora profesional del personal, pues en el mediano y corto plazo esto representa mayor solidez de la empresa al tiempo que gana el compromiso y la lealtad de los trabajadores.

Cursos, diplomados, programas diseñados exclusivamente para el perfil de tu compañía son opciones que puedes explorar. Existen firmas dedicadas a hacer diagnósticos y a estructurar programas de entrenamiento y capacitación dirigidos a empresas de acuerdo con sus características.

  • Segmenta el programa

Dependiendo del tamaño de la empresa será necesario segmentar el programa de bienestar en tu compañía. Si se trata de una empresa mediana o grande (con 500 trabajadores o más), lo mejor es segmentar el programa y atender áreas identificadas como prioritarias.

No todos necesitan todo. Esta es una premisa que debes tener en cuenta, ya que lo que para algunos es prioritario (créditos, compensaciones, bonos o cualquier retribución), posiblemente para otros eso no tiene mucha relevancia.

  • Capacitación

Este puede ser un objetivo clave del plan de bienestar para tu empresa; sin embargo, es posible que no todos tengan esta necesidad o cumplan con las condiciones para obtenerlo (tiempo en la empresa, horario de trabajo, etc.).

  • Horarios flexibles

Es posible que muchos necesiten tener un horario más flexible, que les dé oportunidad de cumplir compromisos familiares o personales. Evalúa este aspecto y considéralo como parte del programa.

Esto es pertinente sobre todo en las empresas cuyos trabajadores cumplen jornadas nocturnas o tienen turnos rotativos. Hacer revisiones periódicas de los horarios y turnos puede significar mayor rendimiento del personal y por tanto aumento de la productividad.

  • Promueve la interacción

Uno de los factores que contribuyen a refrescar las relaciones y a aligerar el clima laboral es la interacción del personal, lo cual es posible a través de dinámicas grupales, jornadas de salud o deportivas.

Ubica un programa de ejercicios dirigido y monitoreado por expertos que tenga como objetivo mejorar la salud física y emocional del personal de tu compañía. Los resultados los verás en el corto y mediano plazo.

  • Haz un buen manejo comunicacional

Desde el principio de la implementación del programa hasta los resultados deben darse a conocer a través de mensajes claros, directos y precisos que no generen dudas.

Así mismo, mantener un monitoreo de los resultados y hacer un seguimiento del impacto que ha generado el programa en tu compañía te ayudarán a afianzarlo en el tiempo o a introducirle mejoras que eleven el nivel de satisfacción de los trabajadores.


Síguenos en Instagram